dissabte, 5 de maig de 2018

Carta del responsable general


Lyon, 26.04.1018
CARTA DEL RESPONSABLE N° 01-2018

A todos los Pradosianos.


Les dijo Jesús; Yo soy el pan de vida. El que venga a mí, no tendrá hambre, y el que crea en mí, no tendrá nunca sed (Jn 6,35).

Queridos amigos
Esta palabra del Evangelio de Juan nos invita a acoger a Jesús tal como se presenta: “Yo soy el pan de vida”. Él nos impulsa a esperar en un mundo donde jamás haya hambre y sed. ¿De qué mundo nos habla? ¿Existe ese mundo? Realmente Jesús nos propone, más allá del pan material, la dicha, la verdadera felicidad que no está sujeta a ninguna contabilidad, sino que se recibe gratuitamente. La Eucaristía es el signo vivo, el don de Dios que nos hace entrar en la intimidad de aquel que eligió darse a nosotros. El poder de su resurrección viene a sacudir las tumbas de nuestras vidas para iluminar nuestros caminos de humanidad. Dos verbos de acción acompañan este reconocimiento. Venir: se trata de que estemos siempre en movimiento, de ir a él, de vivir en cierta forma de conversión. Ver: un acto de abandono, creer no por un razonamiento de la inteligencia sino por el corazón, como Juan el discípulo que Jesús amaba ve y cree ante la tumba vacía (Jn 20,8).

1 La audiencia con el Papa Francisco

El sábado 7 de abril, respondiendo a la invitación del Papa Francisco nos hemos desplazado a Roma. Una delegación de sacerdotes del Prado (El Consejo General, los Responsables de los Prados erigidos, los formadores del Seminario, los sacerdotes de la parroquia de Roma), una representación de las Hermanas del Prado y del IFP hemos acogido el mensaje que el Papa dirigió a toda nuestra familia. El Papa nos alentó en nuestra adhesión a Jesucristo y en la convicción de que los pobres tienen derecho al Evangelio. La audiencia duró 30 minutos en un ambiente muy cálido y nuestros rostros reflejaban agradecimiento y una gran alegría. Esta audiencia había sido precedida de una misa que hemos celebrado en la tumba de Pedro, de una visita a la Basílica de San Pedro y de un encuentro con el Cardenal Secretario de Estado, Monseñor Pietro Parolin. Por la tarde nos reunimos en la parroquia de Sta. María del Socorso para celebrar el compromiso temporal en el Prado del sacerdote de Madagascar, Nicolás. Él está haciendo estudios en Roma y es miembro del equipo de sacerdotes de la parroquia.
Cada uno podrá consultar en la página Web del Prado General una explicación de esta visita que se encuentra en la página Web del Vaticano (https://www.vaticannews.va/fr-html); ver la agenda del Papa el 7 de abril, audiencia a la Asociación de Sacerdotes del Prado. También en la página Web del Prado General (www.leprado.org).

2 El cierre del Seminario

Después de un largo tiempo de reflexión y diálogo en el Consejo General y con el equipo de formadores y después de haber hecho una consulta a los Responsables de los Prados erigidos (Francia, España, Italia, Medio Oriente y Corea del Sur), el Consejo General ha tomado la decisión de suspender por un tiempo el funcionamiento del Seminario de Limonest. Esta decisión no ha sido fácil, pero nosotros la hemos tomado en un clima de oración y de apertura a lo que Dios nos pide vivir en este tiempo que es el nuestro.
Con el cierre del Seminario no enterramos la intuición de A. Chevrier de formar apóstoles pobres para los pobres. Al contrario, somos conscientes de que Dios nos llama a renovar el afán y a seguir buscando nuevas formas para formar apóstoles pobres para los pobres. Invoquemos al Espíritu Santo para que nos ilumine en las iniciativas que hemos de tomar para ser testigos del carisma y de la gracia que henos recibido.
Nuestro Seminario ha formado en primer lugar muchos seminaristas de Francia, por estar implantado aquí, pero también de otros países del mundo. Ha sido una hermosa aventura y un gran servicio a toda la Iglesia universal. Este camino se va a proseguir de otra manera y nosotros seremos los impulsores si nos decidimos a ello.
Os pedimos que acompañéis con el apoyo de vuestra oración a los seminaristas, a los formadores del Seminario y a los Responsables del Prado en este momento tan delicado de nuestro Instituto.

3 La canonización del P. Chevrier

Estamos en camino hacia la canonización del P. Chevrier. Os invito a orar al P. Chevrier para que Dios nos conceda la gracia de servirle siempre con un corazón pradosiano abierto al amor de Cristo y a los pobres.
Se acaba de crear una nueva comisión para la canonización. Entre otras tiene la tarea de publicar un pequeño boletín informativo para la sensibilización y para invitar a las comunidades a rezar al P. Chevrier y extender su devoción. Desear la canonización del P. Chevrier es extender y hacer que se viva su carisma allí donde cada uno nos encontramos. Esto es, amar a Jesucristo, hacer que él sea amado y amar a los pobres, como ha repetido vivamente el Papa Francisco:   
“Me gusta recordar que la inmensa mayoría de los pobres tiene una apertura particular a la fe; necesitan a Dios, y la falta de atención espiritual hacia ellos constituye la peor discriminación: ‘la opción preferencial por los pobres debe traducirse principalmente en una atención religiosa privilegiada y prioritaria’ (EG 200). Queridos hermanos y hermanas os invito a volver continuamente a la magnífica figura de vuestro fundador, a meditar sobre su vida, a pedir su intercesión. La experiencia espiritual que vivió intensamente - una inmensa compasión por los pobres, la comprensión y el compartir su sufrimiento y, al mismo tiempo, una contemplación del despojarse de Cristo que se convirtió en uno de ellos – fue la fuente de su ardor apostólico…”.

4 Conclusión


Estamos embarcados en la hermosa nave del Prado con la responsabilidad común de vivir y hacer vivir el carisma de nuestro fundador. A todos os vuelvo a decir, muchas gracias. Animémonos mutuamente y hagamos de nuestra Iglesia un bello oasis de paz y fraternidad para nuestro mundo.

PD: en el próximo PPI de julio de 2018 tendremos una información más amplia de la Audiencia del Papa.




Michel DELANNOY
Responsable general